EL CHISME DAÑA MÁS AL CHISMOSO

 

“Cuando se perdona una falta, el amor florece, pero mantenerla presente separa a los amigos íntimos.”Proverbios 17:9 (NTV)

 

Admitámoslo: Cuando existe una persona en tu vida que te vuelve loco, y ella o él acaban de hacer una nueva locura, es casi imposible no sacar tu teléfono celular, llamar a alguien y decirle, “¡No puedes creer lo que él o ella me acaba de hacer!” De hecho, quizá estés mandando un mensaje de texto en el mismo momento en el que ella o él ¡lo estén haciendo de nuevo!

Eso es lo que hacemos con la gente que nos enloquece con sus acciones y forma de ser. Queremos contárselo a alguien más. Buscamos la afirmación en alguien más. Solo dejarlo pasar, es de las cosas más difíciles de hacer en el mundo. Se siente bien cuando llamamos a alguien para que difunda la noticia acerca de la locura de aquellos que nos vuelven locos, pero también esto es falta de amor

La Biblia dice que perdonemos aún a nuestros propios enemigos. Proverbios 17:9 dice, “Cuando se perdona una falta, el amor florece, pero mantenerla presente separa a los amigos íntimos” (NTV).

¿Pero qué es el chisme? Es compartir información con alguien que no es parte del problema o parte de la solución. Quizá esa persona no tuvo nada que ver con la situación, pero tú la involucraste para sentirte mejor contigo mismo. Chismear, en esencia, es una forma de represalia. Estás vengándote de alguien sin hablarle. Y en vez de eso estás hablando a espaldas de la persona.

El chisme es increíblemente destructivo. Destruye iglesias, familias y negocios. Es destructivo para tú vida. Te rompe en mil pedazos. Separa a los amigos más cercanos.

Lo peor del chisme es que las personas que te vuelven loco ¡ganan! De pronto, esa persona está controlando tu conversación. Controla tus emociones. Tu día entero se convierte en chismear de la persona en vez de hablar de las grandes cosas que suceden en tu vida. ¡No dejes que esa persona gane! No dejes que esa persona que te enloquece gane al momento de tú elegir el chisme.

La Biblia dice en 1 Pedro 3:9, “No paguen mal por mal. No respondan con insultos cuando la gente los insulte. Por el contrario, contesten con una bendición. A esto los ha llamado Dios, y él les concederá su bendición” (NTV).

Puedes chismear y perderte la bendición de Dios. O puedes elegir tener una conversación positiva y escoger palabras que edifiquen a los demás y, haciendo esto, recibirás la bendición de Dios en tu vida.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué estrategias tienes que tomar para evitar o confrontar el chisme?
  • ¿Por qué crees que es tan difícil mantenerte alejado del chisme?
  • ¿Cómo puedes convertir el chisme en una conversación positiva? 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s