DESHAZTE DE TUS SENTIMIENTOS DE CULPA

 

“No recuerden ni piensen más en las cosas del pasado. Yo voy a hacer algo nuevo, y ya he empezado a hacerlo. Estoy abriendo un camino en el desierto y haré brotar ríos en la tierra seca.” Isaías 43:18-19 (TLA)

¿Qué tan seguido caes en el juego del “Si tan solo…”?

  • Si tan solo pudiera regresar el tiempo y empezar de nuevo…
  • Si tan solo hubiera hecho caso y hubiera escuchado…
  • Si tan solo pudiera cambiar el pasado…
  • Si tan solo me perdonara…

Lo que no debemos olvidar es que nadie es perfecto. Todos sentimos remordimientos; todos hemos tomado malas decisiones y dicho cosas de las que nos arrepentiremos; todos hemos desperdiciado el tiempo y nos hemos herido además de herir a otros.

Pero; ¿cómo te liberas de tus remordimientos?… Hay muchas estrategias que usamos, y que en realidad no funcionan, tales como:

  • Intentar enterrar el pasado. Esto nunca te ayudará a superar el remordimiento que sientes. Lo puedes minimizar (“no fue la gran cosa”), racionalizar (“todos lo hacen”) y también puedes negociarlo (rebajar tus estándares de valores), pero los remordimientos aun estarán allí y sin resolverse, continuarán regresando a atormentarte una y otra vez, como criatura de alguna película de terror.
  • Culpamos a otros. Esta táctica es tan antigua como Adán y Eva. Cuando Adán pecó, aceptó las cosas tal y como un hombre común y corriente: ¡Culpó a su esposa! Solemos culpar a otros para balancear nuestro sentimiento de culpa.
  • Nos auto flagelamos. Intentamos pagar nuestra culpa inconscientemente por medio de enfermedades o depresión, nos programamos para fracasar, y otras formas de auto castigo. El problema con lastimarnos a nosotros mismos es este: ¡Tu conciencia no sabe cuando detenerse! Muchas personas pasan su vida entera viviendo en auto condenación.

Entonces; ¿qué es lo quiere Dios que hagas con tus remordimientos?

  • Admite tu culpa. Enfréntala, no busques excusas: “Los que encubren sus pecados no prosperarán, pero si los confiesan y los abandonan, recibirán misericordia” (Proverbios 28:13, NTV).
  • Acepta el perdón de Jesucristo. Él te está esperando para limpiarte de todo. Pídele que limpie tu consciencia: “Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús.” (Romanos 8:1, NTV).
  • Perdónate y enfócate en el futuro: “Pero olvida todo eso; no es nada comparado con lo que voy a hacer. Pues estoy a punto de hacer algo nuevo ¡Mira, ya he comenzado! ¿No lo ves? Haré un camino a través del desierto; crearé ríos en la tierra árida y baldía.” (Isaías 43:18-19, NTV).

 

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Tiendes a minimizar, racionalizar o comprometer tus principios y valores por tus remordimientos?
  • ¿Es posible enfocarse en el futuro sin liberarse de los remordimientos? ¿Por qué si o por qué no?
  • ¿Por qué la negativa a admitir los errores nos impide ser exitosos? (Proverbios 28:13).
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s