ENFOCATE EN LA BENDICIÓN Y NO EN LA OFENSA

 
 

“Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.” Romanos 8:28 (NVI)

Seguramente has oído una y otra vez esta frase: “perdona y olvida.” Sólo hay un problema con esto: qué no es posible hacerlo. ¡Es verdaderamente imposible!, realmente no se puede olvidar una herida en tu vida. De hecho, ni siquiera puedes tratar de olvidarla. Porque cuando estás tratando de olvidar, en realidad te estás enfocando más en lo mismo que quieres olvidar .

Olvidar no es lo que tu Padre celestial quiere que hagas. En cambio, Él quiere que confíes plenamente en Él y veas cómo sacará algo bueno de todo eso malo que te sucedió. Y esto es más importante que el olvidar, porque podrás dar gracias a Dios por el bien surgido del mal sufrido. Y además, no puedes dar gracias a Dios por las cosas que has olvidado.

Romanos 8:28 dice: “Y sabemos que en todas las cosas interviene Dios para el bien de quienes lo aman, los que son llamados conforme a su propósito” (NVI).

No dice que todas las cosas son buenas, porque no todas las cosas son buenas. El cáncer no es bueno. La enfermedad no es buena. La muerte no es buena. El divorcio no es bueno. La guerra no es buena. La violación y el abuso no son buenos. Hay muchas cosas en la vida que son malas. No todo lo que sucede en este mundo es la voluntad de Dios.

Pero Dios te dice que Él interviene en tu vida para sacar cosas buenas de las cosas malas que te pasen, si pones tu confianza en Él. Cuando le dices: “Señor, te doy todas las piezas del rompecabezas de mi vida”, entonces sentirás Su paz. Él dará paz a tu corazón, proveniente de saber que incluso aunque no entiendas el por qué del dolor y sufrimiento en tu vida, todavía puedes perdonar, sabiendo que tu Padre celestial usará ese dolor para tu bien.

Tú no tienes que olvidar lo malo que alguien te hizo. ¡No puedes hacerlo, aunque lo hayas intentado muchas veces! Pero Dios te dice que tú no tienes que olvidarlo. Sólo tienes que perdonar y luego ver cómo Él sacará algo bueno de todo ese sufrimiento.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué necesitas hacer hoy para perdonar a alguien que te ha hecho mal para que puedas seguir adelante?
  • ¿Cómo has visto la intervención de Dios para tu bien, en medio de las situaciones difíciles?
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s