TU ENOJO ES EXPONENCIAL, SIEMPRE PRODUCE MÁS

 

“Es de sabios tener paciencia, y es más honroso perdonar la ofensa.” Proverbios 19:11 (TLA)

Las personas que has sido heridas, tienden a hieren a las personas. Cuando alguien te lastima, lo hace porque también ha sido lastimada. Las personas poco amables nunca han sentido la amabilidad de los que les rodean. Las personas que no demuestran amor, es porque se sienten poco amadas. Cuando alguien es rudo, amargado, poco amable, sarcástico, vil o arrogante, están gritando con toda su forma de ser: “¡Estoy herido! ¡Necesito dosis masivas de amor! ¡Me siento inseguro!” Porque las personas seguras y amadas no actúan de esa manera. La persona que se siente profundamente amada y profundamente segura, es generosa y cortés con las demás personas.

Si sólo quieres vengarte de las personas que te hirieron u ofendieron, bien por ti. No eres mejor que ellas. Porque cuando buscas desquitarte por lo que te hicieron, no eres mejor que las personas que te atacaron. Para ser mejor que esas personas, debes vencer al mal con el bien. Respóndeles con amor. Observa detrás de sus palabras, que están llenas de dolor.

Un famoso poema dice: “Ellos dibujaron un círculo para dejarme fuera, calificándome como un hereje, un rebelde, y alguien de quién poderse burlar. Pero el amor y yo tuvimos el ingenio para ganarles la partida. Dibujamos un círculo aún más grande, donde los incluimos a todos ellos”.

Hay un mito, casi una leyenda urbana que la psicología moderna ha difundido, pero que es claramente una equivocación, y es esta: Que sólo tienes una cantidad fija de enojo en tu vida. Como si tuvieras una cubeta de enojo. Cuando esa cubeta se llena, los psicólogos modernos dicen que necesitas expresarlo. Que simplemente necesitas sacarlo. Entonces, cuando la cubeta esté vacía, el enojo será expresado y terminará.

Si crees en este mito, vas a luchar arduamente con el enojo durante toda tu vida, porque no solo tienes una cubeta de enojo en tu vida. ¡Tienes una fábrica completa! Esta fábrica puede seguir produciendo y produciendo y produciendo. Cuando te deshaces de tu enojo, produces más. De hecho, entre más enojo manifiestes, más producirás.

Estudio tras estudio ha demostrado que la agresión solo crea más agresión. La explosión de enojo frecuente conduce a más enojo, hasta que se convierte en un patrón de conducta habitual en tu vida.

La respuesta no es solo sacar tu enojo o tu coraje. ¡Porque te volverás a llenar! La respuesta es soltarlo, dejarlo ir. ¡Y el Espíritu Santo te ayudará con esto!

“Es de sabios tener paciencia, y es más honroso perdonar la ofensa” (Proverbios 19:11 TLA).

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Por qué crees que es tan difícil para nosotros dejar pasar las cosas, y especialmente con las personas que más amamos?
  • Al saber la siguiente verdad: Las personas heridas, hieren personas. Las personas poco amables nunca han sentido la amabilidad. ¿Cómo cambia tu vida?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s