NO TE DISTRAIGAS

 

“Nadie que mire hacia atrás, después de poner la mano en el arado, es apto para el reino de Dios.”Lucas 9:62 (RVC)

He conocido a muchas personas que quieren ser usadas por Dios, pero nunca lo son. ¿Por qué? Porque están demasiado ocupados. ¡Tienen su agenda sin espacios libres, tienen sus propios planes, sueños y ambiciones, sin quedarles tiempo para nada más! En medio de sus ocupaciones, tratan de hacer un pequeño espacio diciendo: “Voy a darle este pequeño espacio a Dios.” ¿Pero que crees? no funciona de esta manera.

Si estás decidido a buscar ser usado por Dios, tienes que decirle, “Señor, ¿qué tengo que dejar de hacer?, ¿Qué necesito eliminar?, ¿Cuáles son las barreras que me impiden avanzar o que me impiden correr la carrera que Tú tienes para mí?”

Existen diferentes obstáculos que impedirán que el plan de Dios se realice en tu vida. Uno de ellos son las distracciones. Jesús dice en Lucas 9:62, “Nadie que mire hacia atrás, después de poner la mano en el arado, es apto para el reino de Dios.” (RVC).

Estas son algunas de las muchas cosas que podrían distraerte de tu misión de vida:

Las expectativas de otras personas. Tienes que decidir a quién vas a complacer primeramente en la vida. Sólo puedes tener un número uno.

Pasatiempos. No hay nada malo con los pasatiempos, pero si te distraen de las cosas más importantes, entonces necesitas eliminarlos.

Tu Pasado. Algunos de ustedes se niegan a soltar y dejar ir su pasado – ya sea culpa, resentimiento o duelo, pero si estás atrapado en el pasado no podrás seguir adelante con el presente y ciertamente no podrás seguir adelante con el futuro que Dios tiene preparado para ti. Tu pasado es pasado. ¡Se acabó! Hay que dejarlo atrás.

¿Qué necesitas dejar atrás? La Biblia dice en 1 Corintios 10:23, “Todo está permitido, pero no todo es bueno.” (PDT). ¿Y qué significa esto? Que todo está permitido… pero no todo es beneficioso para ti. También significa que: muchas cosas no son necesariamente malas; sólo son innecesarias. La vida es a menudo una elección entre el “¿voy a hacer algo bueno?” O “¿Voy a hacer lo mejor?”

Si el enemigo no puede llevarte al lado oscuro, buscará la forma de mantenerte ocupado. Él va a mantenerte tan ocupado que no tendrás tiempo para las cosas más importantes – tu tiempo a solas con Dios, tu ministerio y tu misión y razón de vida.

Necesitas simplificar tu vida y eliminar las distracciones, para que Dios pueda usarte. No trates de hacerlo todo. ¡Haz lo que más importa!

 

 

 

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Cuáles son las cosas más importantes en tu vida?
  • Piensa en algunas de las cosas buenas a las que has dado prioridad en tu vida. ¿Cómo te han distraído de la misión del Padre para ti y las cosas más importantes?
  • ¿Por qué crees que somos tan fácilmente distraídos por cosas aparentemente buenas que no son lo mejor de Dios para nosotros?
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s