SOLO LOS DISCÍPULOS CRECEN Y MADURAN

“Él hace que todo el cuerpo encaje perfectamente. Y cada parte, al cumplir con su función específica, ayuda a que las demás se desarrollen, y entonces todo el cuerpo crece y está sano y lleno de amor.”Efesios 4:16 (NTV)

Tu Padre Celestial no quiere que permanezcas siendo un bebé spiritual. Él te esta diciendo, “¡Crece! No quiero que seas un niño espiritual toda tu vida. Quiero que seas como Cristo. Quiero que crezcas y madures.”

Pero aquí está el detalle: No puedes hacerlo en tus propias fuerzas. Los bebés no sobreviven y crecen por sí mismos, –de hecho el bebé humano es el único cachorro en la creación, que si no es cuidado de bebé, se muere. Los bebés necesitan de una familia. Y tú también necesitas una familia espiritual, al igual que necesitaste que alguien más que te ayudara a crecer cuando eras físicamente un bebé.

La Biblia dice, “Él hace que todo el cuerpo encaje perfectamente. Y cada parte, al cumplir con su función específica, ayuda a que las demás se desarrollen, y entonces todo el cuerpo crece y está sano y lleno de amor.” (Efesios 4:16 NTV).

Mi compromiso contigo, es asegurarme de que crezcas y madures. Es el trabajo de todos los maestros de estudios bíblicos, pastores, ministros, sacerdotes, líderes, y líderes de grupos en casa. De hecho, la Biblia habla acerca de estas personas: “Ellos tienen la responsabilidad de preparar al pueblo de Dios para que lleve a cabo la obra de Dios y edifique la iglesia, es decir, el cuerpo de Cristo. Ese proceso continuará hasta que todos alcancemos tal unidad en nuestra fe y conocimiento del Hijo de Dios que seamos maduros en el Señor, es decir, hasta que lleguemos a la plena y completa medida de Cristo” (Efesios 4:12-13 NTV). En nuestra organización, siempre estamos pensando en esto: “Señor, ¿Cómo podemos ayudarles a crecer espiritualmente?”

La Biblia tiene una palabra para este crecimiento. Se le llama discipulado. Discipulado es el proceso de crecimiento de ser un bebé espiritual a ser un adulto espiritual. Significa que estás madurando en tu fe. Te vuelves más fuerte. Estás desarrollando musculatura y excelente condición espiritual.

Entonces;, ¿Cómo puedes crecer como discípulo?

La Biblia nos enseña en Hechos 2:41-42 y 46 la manera en que crecieron en la iglesia primitiva:“Los que creyeron lo que Pedro dijo fueron bautizados y sumados a la iglesia en ese mismo día, como tres mil en total. Adoraban juntos en el templo cada día, se reunían en casas para la Cena del Señor y compartían sus comidas con gran gozo y generosidad.”   (NTV).

Entonces en resumen: Primero, crees. Luego, eres bautizado. Posteriormente, empieza a leer la Biblia, y es importante que elijas un lugar donde te reúnas con la familia de Dios y participes en la adoración congregacional y en el compañerismo con ellos. Aprende de tus líderes en ese lugar. Aprende de tus compañeros y hermanos en Cristo. Comprométete a crecer espiritualmente como un discípulo y como miembro del Cuerpo de Cristo.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué te esta evitando que te conectes al Cuerpo de Cristo?
  • ¿Cómo has crecido como un discípulo cuando has estado conectado al Cuerpo de Cristo?
  • ¿Por qué crees que Dios quiere que otras personas participen en tu crecimiento espiritual?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s