DIME CON QUIÉN ANDAS, Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

 

“El que anda con sabios será sabio, más el compañero de los necios sufrirá daño.” Proverbios 13:20 (LBLA)

De seguro has escuchado la vieja frase que dice: “Dime con quién andas, y te diré quién eres.”

Si quieres ser una persona sabia, debes contar con algunas personas sabias en tu vida.

Tu no necesitas tener muchos amigos en la vida. No necesitas ser popular. Sólo necesitas unos cuantos amigos que te edifiquen, y no que te derrumben, que sean sabios, y no fatuos y necios. Si te rodeas de tontos, en eso precisamente es en lo que te convertirás.

Al estar viviendo en comunidad siempre creceremos. No puedes llegar a ser una persona espiritualmente madura, aislada y solitaria. Podrías convertirte en monje y mudarte a la cima de una montaña y pasar el resto de tu vida en silencio y leyendo libros. Y así, crecerías en conocimiento, pero nunca en sabiduría.

¿Pero por qué es esto así? Porque la sabiduría se refiere esencialmente al amor. La sabiduría se demuestra primeramente en las relaciones. Es por esto qué muchas personas tienen muchos e impresionantes títulos académicos, pero sus matrimonios se desmoronan a pedazos. Son personas muy educadas, pero no son sabios.

La Biblia dice en Proverbios 13:20, “Camina con sabios y te harás sabio; júntate con necios y te meterás en dificultades.” (NVI).

Si estoy subido en una plataforma, y trato de subirte jalandote hacia arriba para colocarte junto a mi en el escenario, mientras que tú estás tratando de jalarme hacia abajo; ¿quien crees que ganará? Siempre será más fácil que alguien que este abajo logre arrastrar hacia bajo a alguien que esta arriba, que jalar hacia arriba y subir a la persona que esta abajo. Las personas que te jalan hacia abajo no son tus amigos. Los verdaderos amigos son los que te empujan hacia arriba. Los amigos son los que te animan en la búsqueda de la sabiduría de Dios, ofreciéndote la suya propia. 

Y tú; ¿tienes a alguien en tu vida que te está aconsejando bien y en forma regular? Necesitas esta clase de estímulo y apoyo en tu vida, si quieres ser una persona sabia.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Quiénes son las personas más cercanas a ti?
  • Y esas personas; ¿cómo te están animando en el crecimiento espiritual y en sabiduría? O, ¿cómo te están distrayendo de aprender a vivir sabiamente?
  • ¿Qué es más importante para ti, tener muchos amigos o solo algunos pocos, pero con relaciones más profundas? ¿Por qué crees eso?
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s