HOY ES TIEMPO DE TU NUEVO Y FRESCO COMIENZO

 

“Probemos y examinemos nuestros caminos y volvamos al Señor. Levantemos nuestro corazón y nuestras manos al Dios del cielo y digamos: Hemos pecado y nos hemos rebelado.” (Lamentaciones 3:40-42a NTV).

El camino hacia un nuevo comienzo y una conciencia limpia, comienza con el arrepentimiento. Primero, revisa cada área de tu vida y luego arrepiéntete de cada pecado en tu vida.

¿Pero qué significa el arrepentirse? Significa tres cosas: Primera, asumir la responsabilidad por tu pecado. Segunda, alejarte de todas esas cosas. Y tercera, dirigirte hacia Dios y su gracia.

La Biblia dice: “Probemos y examinemos nuestros caminos y volvamos al Señor. Levantemos nuestro corazón y nuestras manos al Dios del cielo y digamos: Hemos pecado y nos hemos rebelado.” (Lamentaciones 3:40-42a NTV).

Arrepentimiento no significa racionalizar o justificar tus malas acciones, que finalmente son pecados. No se trata de decir: “No fue gran cosa” Porque sí fue una gran cosa, o no lo recordarías. No dices: “Pasó hace tanto tiempo” o “Fue solo una etapa de mi vida por la que atravesé” o “Todos lo hacen, no tiene la menor importancia”… ¡Sí importa, y mucho! No puedes racionalizar o minimizar el pecado. No puedes excusarte o culpar a otros. Eso nunca será un verdadero arrepentimiento.

Fíjate bien en esto: El mayor impedimento para sanar tus dependencias insanas y tus ansiedades, eres tú mismo. Porque no estas descansando y esperando en Dios. El Señor quiere sanar las ansiedades de tu vida, pero el mayor impedimento eres tú.

La Biblia dice en 1 Juan 1:8 “Si afirmamos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no tenemos la verdad” (NVI).

¿Te gustaría deshacerte de esos hábitos autodestructivos en tu vida? Solo vas a dejar de defraudarte y boicotearte a ti mismo, cuando dejes de mentirte a ti mismo. Todo comienza con una profunda honestidad y reconocimiento de que algo en tu vida anda mal, no importa cuánto quieras racionalizarlo y justificarlo. Necesitas admitirlo, confesarlo y sacarlo de tu vida.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué estás pretendiendo desconocer? ¿Sobre qué estás pretendiendo que no sientes culpa? ¿Qué estás pretendiendo que no es un pecado en tu vida?
  • ¿No te parece que ya es tiempo de finalmente enfrentarlo y sacarlo de tu vida? ¿Qué pasos de arrepentimiento tomarás hoy?
  • ¿Qué es lo que piensas que Dios quiere que hagas después de arrepentirte de ese pecado?
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s