RÍNDETE Y GANA

 

“Pónganse al servicio de Dios… ofrezcan todo su cuerpo como arma de justicia a Dios” (Romanos 6:13 PDT).

Ofrecerte a Jesús significa entregarle cada área de tu vida. El Señor quiere que aprendas a ser una persona que da (dadora), no alguien que toma (tomadora). Jesús dijo: “Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa y por el evangelio, la salvará.” (Marcos 8:35 NVI).

¿Qué significa poner tu vida? Significa que te sometes al Padre Celestial para cumplir Sus planes, sueños y propósitos. Romanos 6:13 dice:“Pónganse al servicio de Dios… ofrezcan todo su cuerpo como arma de justicia a Dios” (Romanos 6:13 PDT). Esto es vivir una vida con sentido, razón y propósito. Es ser motivado y movido por una razón y propósito mucho más grande que el tuyo mismo, y ésto es entrégate completamente al Señor. Permitirle que te use para sus sueños y planes a través de ti para este mundo. ¡Solo así experimentarás la mayor aventura de tu vida!

¿Qué sucede cuando haces esto? Qué pasa cuando dices: “Está bien mi amado Jesucristo, ya no voy a vivir para mí mismo. Voy a vivir para ti mi Señor, y para servir a las demás personas. Voy a aprender a rendir y entregarte mis planes, proyectos y mi vida misma”  

Ahora, mira lo que Jesucristo dice: “Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten.” (Mateo 6:33 NTV).

¿Cómo puedes hacerle para que el Reino de Dios sea tu principal interes? Preocupándote más por las cosas que Dios se preocupa ¿Y de qué se preocupa más Él? De las personas. El Señor no se preocupa por el dinero. No se preocupa por la fama. Él no se preocupa por el montón de cosas que nosotros nos preocupamos. Cuando le rindes tu vida a Jesucristo y haces que en tu vida las cosas más importantes sean las cosas que a Él más le importan, él se encargará de todas tus ambiciones, sueños y necesidades.

Reflexiona sobre esto:

  • Piensa en alguien a quien conoces y qué sabes que vive para los planes de Dios. ¿Cómo podrías decir que esa persona ha rendido su vida?
  • ¿Por qué la rendición al Señor te lleva a la libertad y a la aventura?
  • ¿En qué forma estás haciendo que las personas sean tu principal preocupación? ¿Qué necesitas hacer para preocuparte más y mejor por las personas, por encima de las cosas?
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s