¿CUAL ES TU ISLA DE ESTABILIDAD?

 
 

“Toda buena dádiva y todo don perfecto viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, con el cual no hay cambio ni sombra de variación. (Santiago 1:17 LBLA)

Cuando todo está continuamente cambiando a tu alrededor, es importante no olvidar que Dios es un Padre congruente y consistente. Él nunca te decepcionará, y puedes contar plenamente con eso. Él es completamente fiable y digno de toda confianza.

Santiago 1:17 dice: “Todo lo que es bueno y perfecto es un regalo que desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre, quien creó todas las luces de los cielos. Él nunca cambia ni varía como una sombra en movimiento” (NTV). Dios es un Padre que no cambia, es constante.

Los padres humanos son a menudo impredecibles. He escuchado a personas que dicen, “Conforme crecía, nunca sabía cómo iba a tratarme mi papá . Nunca sabía si iba a estar callado o iba a estar violento. Nunca sabía si iba a abrazarme o a pegarme. Nunca sabía si me iba a tratar bien o me iba a rechazar.” Los padres impredecibles, producen hijos inseguros.

Pero Dios no es temperamental. Tu Padre Celestial es consistente. Una de las cosas con las que puedes contar, es que Dios siempre actúa de la misma manera contigo.

La Biblia dice en 2 Timoteo 2:13, “Si somos infieles, él sigue siendo fiel, ya que no puede negarse a sí mismo” (NVI).

Sabemos perfectamente que el mundo está cambiando más rápido que nunca antes. Alvin Toffler escribió un libro llamado “El Shock del Futuro”, en el que dijo que, en tiempos de cambios rápidos, cambios radicales en la misma generación, la gente necesita lo que él llama las islas de estabilidad. Cuando todo lo demás está en el aire, necesitas algo en tu vida que nunca cambie; un ancla para tu alma. Necesitas una isla de estabilidad para manejar el estrés.

Sólo hay un problema: en este planeta Tierra, nada es perdurable. Ahora, ni los Polos y Glaciares lo son, pues ya se están derritiendo. Sólo hay una cosa con la que siempre puedes contar porque nunca va a cambiar: el constante, cuidadoso e inagotable amor de tu Padre Celestial por ti.

“En su amor inagotable, mi Dios estará a mi lado.” (Salmo 59:10a NTV).

Y tú, siempre, siempre, siempre puedes contar con eso.

Reflexiona sobre esto:

  • ¿Qué has usado como tu isla de estabilidad?
  • ¿Cómo el cambio constante contribuye al estrés?
  • ¿Cuáles son los dones buenos y perfectos en tu vida que son la evidencia del amor inmutable de Dios para ti?
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s