(1/5) JESUS sana al hijo del oficial del rey

 

Entonces vino otra vez a Caná de Galilea, donde había convertido el agua en vino. Y había allí cierto oficial del rey cuyo hijo estaba enfermo en Capernaúm. Cuando él oyó que Jesús había venido de Judea a Galilea, fue a su encuentro y le suplicaba que bajara y sanara a su hijo, porque estaba al borde de la muerte.  Jesús entonces le dijo: Si no veis señales y prodigios, no creeréis.  El oficial del rey le dijo: Señor, baja antes de que mi hijo muera. Jesús le dijo: Vete, tu hijo vive. Y el hombre creyó la palabra que Jesús le dijo y se fue.  Y mientras bajaba, sus siervos le salieron al encuentro y le dijeron que su hijo vivía.  Entonces les preguntó a qué hora había empezado a mejorar. Y le respondieron: Ayer a la hora séptima se le quitó la fiebre.  El padre entonces se dio cuenta que fue a la hora en que Jesús le dijo: Tu hijo vive. Y creyó él y toda su casa.  Esta fue la segunda señal que Jesús hizo cuando fue de Judea a Galilea. (Juan 4:46-54 LBLA)

Después de pasar dos días en Sicar de Samaria, Jesús se fue a Galilea; aunque Jesús mismo dio testimonio de que un profeta no recibe honra (no lo reconocen ni le dan crédito) en su propia tierra. Así que, cuando Jesús llegó a Cana de Galilea, los galileos le recibieron, pues habían visto todo lo que hizo durante la fiesta de bodas; porque ellos también habían asistido al banquete y se habían deleitado con el excelente vino del segundo tiempo. Entonces había allí cierto oficial gubernamental del rey cuyo hijo estaba enfermo en Capernaúm.

 

 

Cuando él oyó que Jesús había llegado de Judea a Galilea, fue a su encuentro y le suplicaba que descendiera a su casa — a Capernaúm, y sanara a su hijo, porque estaba al borde de la muerte. Jesús entonces le dijo: Si no veis señales y prodigios, no creeréis. El oficial del rey le dijo: Señor, baja antes de que mi hijo muera. Jesús le dijo: Vete, tu hijo vive. Y el hombre creyó a la palabra que Jesús le dijo y se fue.

 

 

Y mientras se dirigía a su casa, sus siervos le salieron al encuentro y le dijeron que su hijo vivía. Entonces les preguntó a qué hora había empezado a mejorar. Y le respondieron: Ayer a la hora séptima (1 de la tarde) se le quitó la fiebre. El padre entonces se dio cuenta de que fue a la hora en que Jesús le dijo: ‘Tu hijo vive’. Y creyó él y toda su casa. Esta fue la segunda señal que Jesús hizo cuando fue de Judea a Galilea.

 

 

Hoy iniciaremos el estudio de este segundo milagro del Señor Jesús:

 

La Palabra en Juan 4:43 dice que Jesús acababa de pasar dos días en Samaria, y ahora se dirige hacia Galilea. El tiempo en Samaria fue espectacularmente exitoso. Parece que toda la ciudad de Sicar estaba recibiendo a Jesús como Mesías y Salvador del mundo. Lo más sorprendente es que el enfoque de Jesús en estos 2 días, no estaba centrado en su poder para obrar milagros, sino en sus palabras. “nosotros mismos le hemos oído, y sabemos que éste es en verdad el Salvador del mundo” (Juan 4:42). Esta es la mejor respuesta que cualquiera pudo dar a Jesús, pues ni siquiera su pueblo, los judíos, lo recibieron así.

 

Galilea es el lugar donde Jesús creció, en Nazaret. Cerca de 16 kilómetros al Norte de Nazaret se encontraba Caná, en donde El Maestro convirtió el agua en vino (Juan 2), y cerca de 25 kilómetros al Este de Caná estaba Capernaúm, donde vivía el oficial del gobierno con el hijo enfermo que narra esta historia. Así que Galilea es, en un sentido real, la tierra de Jesús. Él está dejando Samaria, que no es su tierra, y va hacia el lugar donde había vivido, donde lo conocían y había hecho su primer milagro en las bodas de Caná.

 

Los Suyos no lo Recibieron

Ahora, este es el primer detalle extraño que necesitamos considerar. El versículo 44 (RV) comienza con la frase “Porque”, implicando que este versículo es una razón por la cual Jesús va hacia Galilea. “Después de los dos días, salió de allí para Galilea.  Porque Jesús mismo dio testimonio de que a un profeta no se le honra en su propia tierra.”(Vrs. 43-44). Pareciera que Juan estaba diciendo que Jesús va, — intencionalmente, hacia donde lo honraran menos que en Samaria. Él vuelve nuevamente a su propio pueblo, a su propio vecindario, sabiendo que ellos no lo aceptaran ni lo honraran como El Mesías.

 

Esto no es nuevo, en Juan 1:11 indica esta situación  muy claramente: “A lo suyo vino, y los suyos no lo recibieron“. De modo que el argumento del versículo 44 nos podría parecer extraño (irá a un lugar, porque allí probablemente le malinterpretarán y rechazarán), pero no era extraño para Jesús. Era parte del plan desde el principio. Jesús tiene la intención de continuar ofreciéndose a si mismo a los suyos y a todos en general, los suyos no le recibirán. Al final, le mataron. Y esa es la razón por la que vino a este mundo.

 

Recibiendo sin Recibir

El segundo detalle extraño que necesita ser considerado, es que el versículo 44 nos conecta con lo siguiente. Jesús va a Galilea, a su propio pueblo, porque no espera recibir honra en ese lugar. Ahora,  el versículo 45 nos dice: “Así que [por lo tanto] cuando llegó a Galilea, los galileos le recibieron“. Esto no es lo que esperábamos acorde a la declaración de Jesús, porque según el versículo 44, ellos debían deshonrarle. Entonces, ¿por que San Juan escribió esto?: 44 Porque Jesús mismo dio testimonio de que a un profeta no se le honra en su propia tierra.45 Así que cuando llegó a Galilea, los galileos le recibieron…”

 

La respuesta es que aquel recibimiento es lo que demostraron solo con sus actos externos. Hay una forma de recibir a Jesús que verdaderamente NO lo honra; Y esta forma es la de solo estar interesado en sus señales y maravillas. Así que cuando llegó a Galilea, los galileos le recibieron, pues habían visto todo lo que hizo en Jerusalén durante la fiesta; porque ellos también habían ido a la fiesta.”

 

POR LAS LLAGAS DE JESUS MSRCELA GANDARA

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s